LA DIMENSIÓN COMUNICATIVA según “ALEJANDRO GRIMSON”

 

El primer aspecto que debemos atender en este estudio es la dimensión comunicativa  o lingüística (siempre que este último término se entienda en sentido amplio).  Al igual que otras prácticas sociales, las prácticas comunicativas se regulan socialmente. Es precisamente, por el  papel constitutivo de otras prácticas sociales, que cada  comunidad organiza sus intercambios comunicativos, de manera que se establecen normas acerca de cómo hablar, cuándo hablar, quién puede hablar, de  qué y con quién (piénsense, por ejemplo, en cómo podrían realizarse sin intercambio comunicativo prácticas sociales como administrar justicia, enseñar, legislar, o practicar la medicina).

Cuando aprendemos una lengua adquirimos también estos conocimientos (competencia comunicativa), de manera que ante una situación dada, sabemos qué es lo que normalmente se espera en ese contexto y ello nos guiará a la hora de optar  por una lengua, por una variedad y unos usos determinados  (así, por ejemplo, en el caso de la comunicación en el aula, es posible que nos inclinemos por la selección de temas académicos en  lugar de personales, por exponerlos de una determinada manera, por dirigirnos al profesor con unas formas y no otras, por respetar su derecho a mantener el turno de palabra,

etc.)

LA CULTURA COMUNICATIVA

A diferencia de los modelos emisor-receptor que supone el envió y decodificación de un mensaje de modo lineal, investigadores como batenson, goffman, adward hall y birdwhistel proponen un modelo circular y multidimensional. Como señala winkin (1984), al modelo mecánico del telégrafo, se contrapone un modelo orquestal, procesual y contextual. Orquestal por que el ser humano comunica a través de un conjunto de instrumentos  ( la palabra, los gestos, la vestimenta. El tono, la posición corporal, etc.). La comunicación es un todo integrado. De fácil, la máxima de que “todo comunica” o “es imposible no comunicarse” los seres humanos utilizan múltiples canales para comunicarse uno de los cuales es el lenguaje verbal. Cuando una persona no responde a una pregunta en realidad está dando una respuesta. Cuando una persona está en silencio también está emitiendo un mensaje.

Los lenguajes agrupados negativamente como “no verbales” abarcan lo kinesico, proxemico, cronemico, paralinguistico, olfato y táctil.

paralinguistico

Se refiere a los usos de la voz, el timbre, el tono, el volumen, la velocidad con la que se habla, los silencios, y se comunican estados emocionales, al igual que las otras dimensiones, tienen codificaciones culturales.

Vale la pena realizar dos aclaraciones… por una parte, que esta enumeración de canales o lenguajes tienen relación con la desagregación propia de la mirada analítica. Las personas no perciben cada dimensión por separado. La comunicación surge de la totalidad. Los significados de mensajes no son comprendidos por el lenguaje verbal al cual le damos como complemento las dimensiones no verbales. Estas pueden modificar completamente el significado de una frase. Por otra parte, cuando hablamos de “lenguajes” kinesicos o proxemicos o de otro tipo, utilizamos “lenguaje” en un sentido metafórico. No puede reconstruirse para la gestualidad una gramática equivalente al lenguaje verbal.

KINESICO

Alude a la gestualidad y los movimientos corporales. Se refiere al conjunto de movimientos corporales: gestos, posturas, movimientos de brazos manos y piernas, expresiones faciales.

En 1936, Marcel Mauss publica el ensayo “Concepto de la técnica corporal”, en el que busca mostrar “que el andar, que el nadar como las demás cosas de este tipo, son especificas de determinadas sociedades”. El cuerpo es el “objeto y medio técnico mas normal del hombre” y las técnicas corporales son a la vez tradicionales y eficaces.

PROXEMICO

Se refiere el uso del espacio, organización o disposición que general mente da cuanta de expresiones de intimidad y de poder. Atreves del tiempo la gente comunica interés, compromiso, status o jerarquía, entre otros aspectos.

Tanto el tiempo como el espacio constituyen categorías del pensamiento que han concentrado la atención y el estudio de los antropólogos desde hace décadas. El tiempo y el espacio son universales en el sentido de que todas las sociedades conocidas lo conceptualizan, significan y utilizan a la vez que son particulares, ya que el modelo en que cada grupo hace estas cosas es muy diverso.

El espacio comunica, produce sentido. Hall propuso denominar Proxemica al estudio de las percepciones, uso y significación del espacio por el ser humano. Para Hall no hay libertad plena para comunicarse, ya que cada persona se encuentra inmersa-parafraseando a Sapir-en un código secreto que no está escrito y que nadie conoce pero todos comprenden.

CRONEMICO

Estudia el tiempo, su organización y utilización, comunica en plenos múltiples. Hall afirma: “el tiempo habla. Habla más plenamente que las palabras… como es manipulado menos conscientemente, está sujeto a menos distorsión que el lenguaje verbal. Puede gritar la verdad allí donde las palabras mientes”

La relación entre el pasado, presente y futuro es especifica en cada sociedad. Neiburg (1997) señala que los mitos nacionales afirman que, para comprender cada capítulo de la historia, las claves deben buscarse en el pasado al mismo tiempo que cada momento presente exige la formulación de proyectos para la nación.

LA PALABRA

Es la importancia del lenguaje verbal para la comunicación, en general, y la comunicación intercultural, en particular, difícilmente puede ser exagerada (siempre que no se la considere la única dimensión relevante). La lengua primera de una persona implica un sentido inicial de pertenencia o una cierta comunidad de hablantes y se encuentra imbricada con los procesos de pensamiento y cognición.

En 1929 Edward Sapir planteo la hipótesis de que la lengua de una cultura particular influye directamente en el modo que la gente piensa: “la red de los modelos culturales de una civilización se halla en la lengua en la que se expresa esa civilización… la lengua es una guía de la realidad social… los seres humanos no viven solo en el mundo objetivo… pero se encuentra en gran medida a merced de la lengua particular que se ha convertido en el medio de expresión de su sociedad”

Sapir sostenía que los modelos en que las personas perciben el mundo están determinados por su lengua. Es decir los hablantes de diferentes lenguas ven mundos diferentes.

EL TACTO

Tocar a otra persona es una forma de comunicación. Quien puede tocar a quien, en qué lugar del cuerpo y en qué contexto varía mucho entre culturas y en el interior de esta según la edad, el sexo, la relación se ha propuesto que hay culturas de contacto y sin contacto. Estas divisiones, por cierto esquemática, alude al hecho de que, mientras tocar al otro (abrazar, besar, dar palmadas o caricias en la cabeza) es común en algunas sociedades es fuertemente desalentado en otras.