REUVEN FEURESTEIN considera al ser humano como un sistema abierto al cambio y que necesaria mente pueda sufrir modificaciones activas, incluida la inteligencia.

considera que el aprendizaje se puede modificar y que el mediador desempeña un papel fundamental en este proceso al cual denomina MODIFICABILIDAD estructural cognitiva.

Como consecuencia de la aplicación de PEI, surge la teoría de la modificabilidad cognitiva estructural. En grandes líneas puede decirse que se trata de una teoría que describe la capacidad única del organismo humano para cambiar la estructura de su funcionamiento.

* El estudiante es capaz de modificarse mediante procesos cognitivos, con el fin de adaptarse a las exigencias del medio sociocultural (el estudiante es un ser biosicosocial).

La modificabilidad no solo se refiere a la adquisición de algunas nuevas habilidades básicas cognitivas, sino a que se puede modificar la estructura del intelecto, cambio que pretende potenciar por su garantía de estabilidad al paso del tiempo. El objetivo es cambiar la estructura cognitiva de sujeto retardado y transformarlo en un pensador independiente y autónomo capaz de producir y elaborar ideas.

La modificabilidad estructural cognitiva se basa en dos aspectos:

1. Exposición directa a la estimulación
2. aprendizaje mediado.

El organismo se modifica por estar expuesto a los estímulos. También nuestra estructuras cognitivas (la inteligencia) sufren cambios al ser influenciadas por el entorno familiar.

La persona que no esta expuesta a los estímulos no aprende, su grado de modificabilidad es bajo, pero puede ser modificadas esta baja modificabilidad a través del entrenamiento.

El aprendizaje mediado supone que un agente (padres, profesores) se interpone y el niño para transformar, organizar, el estímulo, y hacer que el alumno construya su propio conocimiento.

Sin este aprendizaje mediado el individuo no aprende completamente de la exposición directa de estímulos del entorno, y una privación temprana de este aprendizaje impedirá el desarrollo cognitivo del sujeto.

El mediador facilita las estrategias de pensamiento al niño, le guia. Le capacita para la solución de problemas, etc.

Los sujetos se desarrollan por dos tipos de experiencias:

* “Aprendizaje directo”: o exposición directa a los estímulos que inciden de modo accidental y no seleccionado. Experiencias que no explica el desarrollo de la inteligencia, las diferencias individuales en el desarrollo cognitivo y menos la modificabilidad humana. Desde la temprana edad se presenta esta modalidad de interacción con el ambiente y se mantendrá a lo largo de la vida. Este niño recibe directamente los estímulos del medio y este proceso afecta a su desarrollo en mayor o menor medida dependiendo de la naturaleza, la intensidad, novedad y complejidad del estímulo. Para feuerestein esta primera modalidad de aprendizaje es compatible con el conductismo (E-R) y con el planteamiento piagetano (E-O-R) en el cual el organismo media entre el estímulo y la respuesta.

El aprendizaje directo es singular y de bajo nivel de transferencia. Aprende del sujeto que recibe, pero de una manera limitada ya que carece de filtro, apoyo y dirección de la cultura.

* “Aprendizaje mediado”: por transformaciones del estimulo a través de una agente mediador (padres, profesores, etc.) que selecciona estímulos del medio, los organiza y agrupa en función de una meta especifica. Experiencia determinante para el desarrollo de las funciones cognitivas y de la modificabilidad cognitiva del sujeto.

Tiene como característica central que entre el individuo y la realidad se ubica un mediador. Esto implica que ya el contacto del individuo no se realice directamente con la realidad sino através de un proceso de mediación. El mediador filtra y selecciona los estímulos de la realidad, los organiza, los selecciona, los clasifica y les da una secuencia antes de presentarlos al niño joven.

Este mediador, guiado por sus intenciones, por su cultura e investidura emocional, se interpone entre el individuo y la realidad.

La educación es por definición, un proceso de mediación entre el individuo que esta prendiendo y la realidad, ya que todo proceso educativo tiene un proceso educativo tiene como un propósito el que los hallazgos de la cultura humana puedan ser adquiridos de lama era más clara y significativa posible por el aprendiz. Es por ellos que en todo proceso educativo necesariamente existirá algún nivel d mediación, ya que entre el niño y la ciencia, la realidad o el arte, siempre se ha interpuesto un maestro, quien media este proceso de acercamiento al niño.

En la educación tradicional esta mediación es excesiva ya que el niño es modelado desde afuera a través de acciones que se ejerce sobre él. Mediante una ejercitación mecánica y repetitiva, el docente vigilará la fidelidad de las acciones del niño nuestra entregada. El maestro se interpone ante el niño y de una manera excesiva directiva le prescribe, le señala y dirige su proceso. Esto se conoce como educación en “tercera persona” o educación que objetivisa al alumno.

Feuerestein reivindica la imperiosa necesidad de un mediador y de la Experiencia de aprendizaje Mediado (E.A.M) para que no se presente deprivación cultural y el individuo pueda alcanzar altos niveles en su desarrollo cognitivo del sujeto.

Los mediadores son los padres y los maestros. A través de ellos el niño filtra la realidad y recibe estímulos organizados y seleccionados. Los mediadores enriquecen la interacción entre el individuo y el ambiente con aspectos que no están presentes en la acción inmediata, sino que representa los valores, las creencias y las ideologías, es decir, la cultura.

En relación con modificabilidada estructural cognitiva y lo que ésta tiene que ver con las pedagogías de la esperanza, en función de la generación de comunidades de aprendizaje , es necesario, en primer lugar, conocer un poco sobre su origen para comprender el sentido que ésta tiene, no sólo en el ámbito de la pedagogía actual, de la psicología y las tendencias cognitivas modernas, sino desde la perspectiva de la democratización de la oportunidad . En segundo término es preciso decir que, aunque modificabilidad haya nacido en y desde una perspectiva histórica muy especial, su validez es universal, sobre todo en situaciones en donde el síndrome de la deprivación cultural es cada vez más evidente como factor de exclusión, inequidad, desequilibrio y subdesarrollo.

Las aproximaciones y construcciones conceptuales que se han realizado y que dieron origen a la teoría de la modificabilidad estructural cognitiva, surgieron de una realidad sufrida y encarnada en miles de personas4 que tiene su extensión, en cuanto a manifestaciones y causas, a muchos países del mundo como es el caso colombiano. De ahí su importancia en la concepción de una pedagogía de la esperanza. Una de estas construcciones fue la del síndrome de deprivación cultural, que encierra un sinnúmero de realidades y conceptos que hacen que la acción formadora adquiera un sentido que va mucho más allá de lo escolarizante, pues ataca de manera estructural las consecuencias que impiden a las personas los aprendizajes y los desarrollos cognitivos. No es una didáctica, ni es funcionalista y mucho menos de corte conductista, como se le ha tratado de hacer ver por personas que desconocen completamente su estructura y su sentido.

Muy pronto, la sistematicidad de todos los trabajos realizados, fueron dando forma a los escritos que hoy conforman el patrimonio científico, no sólo del Instituto Internacional de Modificabilidad Cognitiva: El Hadassah-Wizo-Canadá-Research de Jerusalén, sino de todos los que de una manera u otra tenemos que ver con este tipo de desarrollos en todo el mundo.

Conceptos fundamentales

El fundamento de la teoría de la modificabilidad estructural cognitiva se sustenta en un principio que se expresa de esta manera: el organismo humano es un sistema abierto que en su evolución adquirió la propensividad5 para modificarse a sí mismo, siempre y cuando exista un acto humano mediador 6.

Modificabilidad hace parte de las ciencias del comportamiento y del ámbito cognitivo y es una opción para producir nuevos estados, no existentes ni previsibles en la persona, así como nuevos modos de existencia, acciones, sensaciones, emociones, afectos, comportamientos y expresiones. La razón de que modificabilidad tenga el poder de eliminar el síndrome de la deprivación cultural7, hace que definitivamente se ubique en un lugar privilegiado en el marco del desarrollo personal y comunitario y en general de la pedagogía y la educación.

Modificabilidad define la inteligencia humana como la propensión o tendencia del organismo a ser modificado estructuralmente, como una forma de adaptación plena, productiva y permanente a nuevas situaciones y estímulos, sean estos internos o externos. Modificabilidad conlleva un concepto dinámico en el desarrollo de la inteligencia y demás factores humanos, que incluye las diversas formas de ser inteligente en contextos específicos, de ahí su carácter cognitivo, que implica la totalidad del ser humano. Esta aclaración es muy importante, pues muchas veces una mirada superficial de modificabilidad sólo se centra en lo intelectual, sin tener en cuenta el fundamento de la mediación que es la afectividad y la emocionalidad, los valores y la trascendencia.

Algunos factores negativos, tales como los que pueden traer la herencia, las condiciones genéticas, las anomalías cromosomáticas, la edad extraescolar, los ambientes negativos, difícilmente manejados por lo tradicional educativo, y que influyen poderosamente en los bloqueos, suelen ser superados por la exposición a la modificabilidad, al ofrecer ciertas condiciones como la generación de experiencias positivas y sinérgicas8 de aprendizaje mediado, y por la puesta en escena de los espacios dinámicos de formación9. Se trata de una interacción altamente cualificada que en definitiva cambia la orientación del desarrollo cognitivo y afectivo de modo significativo10. De ahí su poder en la nueva educación para el milenio.

Modificabilidad centra su atención en el trabajo sobre las funciones cognitivas11 y las operaciones mentales12 que cada uno de los programas aborda, ya sea para realizar el diagnóstico dinámico del potencial de aprendizaje (L.P.A.D.), ya sea para aumentarlo o para modificarlo (P.E.I.), o ya sea el programa del desarrollo de la inteligencia y del pensamiento divergente del Equipo Cisne, por medio de la mediación (EAM)13, y la generación de los espacios dinámicos de formación que se han explicitado como ambientes enriquecidos. Para el logro del desarrollo del potencial de inteligencia (competencias intelectuales, comprensiones, estándares y demás), se plantean algunas modalidades que tienen que ver con el desarrollo cognitivo diferencial de las personas. Estas modalidades son dos: 1- La exposición directa del organismo a los estímulos y 2.- La generación de experiencias positivas y sinérgicas de aprendizaje mediado